Un precioso libro ilustrado por más de 20 artistas para recorrer a través un texto claro y sencillo la visita del coronavirus a nuestras vidas.
Un cuento que grandes y chicos tenemos que tener y leer. Hoy porque estamos viviendo la cuarentena, un tiempo raro, nuevo, con cosas tremendas y con otras increíbles. En un tiempo, pasada la emergencia, lo vamos a leer para seguir recordando lo que vivimos y cómo y con quién lo hicimos, lo que aprendimos, aquello de lo que tuvimos que despedirnos (alguna persona, pero también proyectos, viajes, ver crecer a un nieto…) , la forma en que nos cambió la vida -seguramente para bien- a partir de un minúsculo virus que se metió sin permiso en nuestros países, cambió nuestras costumbres, nos obligó a tomar conciencia de nuestra fragilidad, de nuestra vulnerabilidad, y de la necesidad de unirnos para salir adelante sin distinción de raza o nacionalidad.

En unos años más se lo contaremos a aquellos que no lo vivieron, o que eran muy chiquitos para acordarse. 

Incluye nota para adultos elaborada por Maritchu Seitún

Un virus con corona salio a pasear - Sofia Chas - Abrazando Cuentos

$850,00
Un virus con corona salio a pasear - Sofia Chas - Abrazando Cuentos $850,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Medio Pan y Un Libro Virrey Avilés 3700 (esquina 14 de Julio), Villa Ortúzar, Buenos Aires. Atención de Lunes a Viernes de 11 a 19 hs. Sábados de 11 a 17 hs.

    Gratis

Un precioso libro ilustrado por más de 20 artistas para recorrer a través un texto claro y sencillo la visita del coronavirus a nuestras vidas.
Un cuento que grandes y chicos tenemos que tener y leer. Hoy porque estamos viviendo la cuarentena, un tiempo raro, nuevo, con cosas tremendas y con otras increíbles. En un tiempo, pasada la emergencia, lo vamos a leer para seguir recordando lo que vivimos y cómo y con quién lo hicimos, lo que aprendimos, aquello de lo que tuvimos que despedirnos (alguna persona, pero también proyectos, viajes, ver crecer a un nieto…) , la forma en que nos cambió la vida -seguramente para bien- a partir de un minúsculo virus que se metió sin permiso en nuestros países, cambió nuestras costumbres, nos obligó a tomar conciencia de nuestra fragilidad, de nuestra vulnerabilidad, y de la necesidad de unirnos para salir adelante sin distinción de raza o nacionalidad.

En unos años más se lo contaremos a aquellos que no lo vivieron, o que eran muy chiquitos para acordarse. 

Incluye nota para adultos elaborada por Maritchu Seitún