Mundo interior mundo exterior - Albert Hofmann - Liebre de Marzo

$2.759,00

Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Medio Pan y Un Libro Virrey Avilés 3700 (esquina 14 de Julio), Villa Ortúzar, Buenos Aires. De Lunes a Viernes de 11 a 20 hs. Sábados de 10 a 17 hs.
    Gratis

Pequeño ensayo poético, filosófico, espiritual, sobre la visión del mundo de un gran científico y humanista.

Albert Hofmann, descubridor de la LSD, partiendo de las experiencias místicas que han acaecido espontáneamente en su vida, o las inducidas por el uso de psiquedélicos, presenta con la sencillez de un niño y el entendimiento de un sabio su perspectiva sobre la situación actual de la Humanidad sobre el Planeta Tierra. En cinco bellos ensayos, el autor desgrana relación de la mente humana con el cosmos (usando la imagen que denomina del emisor/receptor); la oportunidad de recobrar el sentimiento de pertenencia a un mundo del que la visión materialista nos había expulsado; la necesidad de un cambio de actitud ante la explotación de los recursos naturales; de la diferencia entre el gozo de vivir y la esclavitud del poseer; y, por último, la oportunidad de utilizar la energía del sol como medio no contaminante para afrontar las necesidades de consumo crecientes de nuestras sociedades.

Inicio del prólogo del libro:

«La Tierra es una esfera que, girando sobre sí misma, se desplaza alrededor del sol en el espacio. Esto lo sabe todo el mundo, pero no ha podido ser visto hasta que hace pocos años la investigación espacial ha proporcionado imágenes fotográficas: el planeta Tierra, una esfera azul que flota libremente en el espacio.»

«Desde entonces me gusta traer esta imagen ante mi visión interior antes de conciliar el sueño. Y me imagino que yo, tendido aquí en el lecho, viajo allí en la superficie de esa esfera, en la que han sucedido tantas cosas a partir que ésta se desplaza sin estorbo desde tiempos remotísimos por la ruta que se le ha marcado.»

Enviamos tu compra

Entregas a todo el país

Comprá con seguridad

Tus datos siempre protegidos