Tarda en apagarse es un primer libro tardío, y por eso es al mismo tiempo una narración de aprendizaje y una reflexión sobre el paso del tiempo. La actividad de la poeta es nombrar, encontrar las palabras para designar sus cosas. Poeta, puede decirse, es quien llega tarde a decir lo que tiene que decir, quien rumia y macera y llega con demora; puede tardar veinte años, como Giaganti, en escribir un libro de poesía. La narración de aprendizaje es una respuesta a la pregunta sobre lo que somos, y muchas veces lo que se da es una respuesta exagerada. Los poetas jóvenes son barrocos o herméticos porque no saben lo que quieren y lo ocultan con florerías lingüísticas. Pero como tarda en apagarse es también un libro sobre el paso del tiempo (sobre comprender finalmente quién es uno, qué desea uno), puede aplicársele eso que suele decirse sobre las canciones de los Ramones: son no nonsense.
Sin alambiques, sin floripondios, sin fruslerías. Tarda en apagarse es una breve autobiografía en verso de una crudeza que conmueve. Es un testimonio, la narración de la experiencia de una vida con delicadeza emocional. Leer este libro es leer e identificarse con alguien que busca las palabras provisionales para decir lo que le pasa.

Santiago Llach

Tarda en apagarse - Silvina Giaganti - Caleta Olivia

$700,00
Tarda en apagarse - Silvina Giaganti - Caleta Olivia $700,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Medio Pan y Un Libro Virrey Avilés 3700 (esquina 14 de Julio), Villa Ortúzar, Buenos Aires. Atención de Lunes a Viernes de 11 a 19 hs. Sábados de 11 a 17 hs.

    Gratis

Tarda en apagarse es un primer libro tardío, y por eso es al mismo tiempo una narración de aprendizaje y una reflexión sobre el paso del tiempo. La actividad de la poeta es nombrar, encontrar las palabras para designar sus cosas. Poeta, puede decirse, es quien llega tarde a decir lo que tiene que decir, quien rumia y macera y llega con demora; puede tardar veinte años, como Giaganti, en escribir un libro de poesía. La narración de aprendizaje es una respuesta a la pregunta sobre lo que somos, y muchas veces lo que se da es una respuesta exagerada. Los poetas jóvenes son barrocos o herméticos porque no saben lo que quieren y lo ocultan con florerías lingüísticas. Pero como tarda en apagarse es también un libro sobre el paso del tiempo (sobre comprender finalmente quién es uno, qué desea uno), puede aplicársele eso que suele decirse sobre las canciones de los Ramones: son no nonsense.
Sin alambiques, sin floripondios, sin fruslerías. Tarda en apagarse es una breve autobiografía en verso de una crudeza que conmueve. Es un testimonio, la narración de la experiencia de una vida con delicadeza emocional. Leer este libro es leer e identificarse con alguien que busca las palabras provisionales para decir lo que le pasa.

Santiago Llach